Vistas a la página totales

jueves, 2 de julio de 2015

Las trabas al Comercio Exterior solo llevan a la destrucción.

Como muchos ya saben, estoy estudiando el Comercio Exterior, que es una gran carrera que elegí en parte basándome en mis ambiciones de negocios de muy largo plazo, porque veo indispensable ampliar nuestros lazos, tanto políticos como comerciales hacia el exterior y la otra razón del porque estudio esta carrera tiene que ver con mi deseo personal de obtener todo el conocimiento necesario para comprender como funciona el sistema estatista y explotador que impide a nuestros país y a toda su gente comerciar libremente con el resto del mundo. Sin trabas, ni aranceles, ni prohibiciones económicas que no solo están privando a miles de comerciantes y a millones de consumidores de una gran parte de sus ingresos, sino también hunden al país enterró que al cerrarse al mundo se vuelve totalmente incomeptetivo y por ende inproductivo y esto es algo que afecta absolutamente a todos nosotros y por lo tanto es un asunto político del primer orden que quiero tratar en este articulo.


El Comercio Exterior es de por lejos la actividad económica de lo mas dinámica y que mas progreso y prosperidad trae a un país, mejorando la calidad de vida y el desarrollo humano de toda su gante.




Elegí estudiar el Comercio Exterior para tener la plena conciencia sobre el mal que estoy enfrentando como político liberal y como poder enfrentarlo y finalmente desmantelarlo, porque el liberalismo jamas triunfara políticamente sin avanzar y tomar por asalto a uno de los principales bastiones del Socialismo Mercantilista que es la Aduana que se encarga de bloquear todo el flujo comercial entre neutro país y el mundo, devorando a todos aquellos que se atreven a vender o comprar algo al exterior.

Y si ya desde antes de empezar a estudiar mi carrera ya sabia que en lineas generales la situación es muy delicada, pero al conocer todos los detalles sobre el sistema del control y recaudación aduanera realmente quede horrorizado debido al grado de la malicia que llevo a tantas mentes ingeniosas a diseñar un sistema de lo mas complejo cuyo único fin es robar(le dicen recaudar), trabar, impedir y sobre todo desmotivar. Y casi todas las leyes y disposiciones aduaneras persiguen este macabro objetivo.

El sistema es tan maligno en sus raíces que no puede ser mejorado, ni modernizado sino directamente desmontado por completo. Y políticamente es posible eliminar la Aduana limitando la excepcionalmente a tares muy puntuales de control para evitar el ingreso de sustancias peligrosas(drogas, armas ilegales, explosivos, desechos tóxicos, etc) y nada mas que esto. Pero para alcanzar este fin tan noble es indefensable ganar toda una Batalla Moral y cultural demostrando el gran daño que causa Aduana al país y a todos los ciudadanos, y el porque su mera existencia no es legitima y por lo tanto debe ser desmontada.


La Aduana es una entidad profundamente mercantilista que en Argentina se quedo a nivel de la época colonial y que supone le mayor obstáculo para el desarrollo nacional debido a sus trabas al Comercio Internacional.



Según la propaganda gubernamental la Aduana cumple un rol cuyo fin es el control y la recaudación de tributos para ampliar las arcas de el Estado saqueador. La Aduana es un organismo que depende del Poder Legislativo, mientras este cumple todo capricho del Poder Ejecutivo. Y estos dos poderes están facultados por la propia Constitución Nacional que en este caso no es nada liberal ya que en sus artículos le otorga el derecho de fijar sin limite alguno los aranceles para el Comercio Exterior, al igual que aprobar leyes y emitir decretos e disposiciones que directamente podrán prohibir el ingreso o egreso de determinados bienes solo por razones económicas y que no representan ningún peligro para el publico, como así también establecen un sin fin de trabas burocráticas no arancelarias que es de por lejos la peor forma del proteccionismo de lo mas retrogrado y mercantilista.

La gran escusa moral para legitimar toda esta violencia contra la libertad comercial por parte del Estado se basa en la supuesta necesidad de recaudar fondos por vía del cobro de tributos para afrontar gastos sociales del Estado y también la protección de la industria nacional frente a la competencia del exterior. Y para lograr estos ambos objetivos que por lo general son complementarios, en el caso de las importaciones el Estado fija muy altos aranceles que en promedio llegan al 20% del valor CIF de la mercadería y a esto se le suma un sin fin de trabas burocráticas que convierten a una operación de importación en una verdadera tortura. Mientras algunos productos directamente sufren prohibiciones económicas ya que se supone que son tan competitivos debido a su reducido precio, que incluso con todos los aranceles pagos, igual devastaran a la tan maltratada e indefensa “industria nacional”.

Al respecto de los impuestos y tributos muchos ya conocen mi opinión y como liberal los considero a todos como una forma del robo a la propiedad privada y los únicos impuestos moralmente legítimos son aquellos que van destinados a financiar la Justicia, Seguridad y las Fuerzas Armadas que son los pilares de un Estado del Derecho que es garante de la seguridad jurídica para todos los inversores. Todos lo demás debe pertenecer al sector privado, incluyendo la salud y educación que de ningún modo puede ser publica.

Pero en este articulo lo que voy a tratar es justamente el tema de la “protección” a la industria nacional que le sirve de escusa para toda esta banda de criminales que nos gobierna y que desde hace un largo tiempo han dejado de ser nuestros representantes, perdiendo así toda su legitimidad moral. Y que bajo esta muy falsa fachada inventan cada vez mas trabas y barreras al Comercio Exterior, dando por el hecho que de liberalizarse el comercio, instantáneamente la gran parte de la industria quedara destruida.


El "proteccionismo" comercial es la medida de lo mas retrograda y destructiva que tan solo puede adoptar un gobierno que lo único que logra es destruir la competividad de la industria nacional.




Pero realmente es así? Realmente todas estas barreras junto con los aranceles confiscatorios están protegiendo a nuestra industria y fortalecen nuestra productividad? O es directamente al revés?

La propaganda gubernamental nos vende el mito de que toda esta manga de llorones y cobardes quejosos que dicen ser nuestros empresarios, que cada tanto viene arrodillados a suplicar a los jerarcas de turno para que los protegen aun mas de lo que ya estaban protegidos de la competencia proveniente de China, Brasil o incluso de mercaderías provenientes de Estados Unidos y Unión Europea, porque ellos no pueden competir con ellos. Y no solo piden protección contra la amenaza del exterior, sino también quieren subsidios del Estado que son fruto de los impuestos que son arrebatados a los contribuyentes para después financiar a estos ineptos fracasados, indignos de llamarse empresarios, para que todos ellos puedan parasitar un par de años mas(antes de quebrarse), sin invertir nada en la modernización de sus capacidades productivas y tan solo aprovechando de un mercado de 41 millones de consumidores esclavizados que no tiene otra opción que comprar sus productos caros y obsoletas.

Así son la mayoría de los empresarios industriales argentinos, sobre todo entre aquellos que se dedican a la producción de bienes exclusivamente para el mercado interno y que no exportan nada porque directamente están fuera de la competencia. Y ahora vamos a ver si esta clase de empresarios que temen la competencia y que piden subsidios para subsistir nos benefician o al revés nos perjudican y son unos reverendos enemigos del pueblo?

A primera vista, a pesar de toda su incompetencia, tales “emprendedores” igual empelan a cientos de miles de personas en toda Argentina y es como que dan trabajo a mucha gente que por lo general esta bastante bien pagado. Esto es verdad, pero a que costo lo hacen?

Y el costo que todos pagamos, es que hemos elegido tener una industria completamente incompetetiva, obsoleta, limitada y que exporta muy poco al exterior. Cuando de existir un modelo de libre mercado en Argentina nuestro PBI industrial hubiera sido al menos un 400%(podría ser mucho mayor aun) superior al actual y las empresas industriales que existirían no serian unas fabricas modestas destinadas al abastecimiento de la demanda conformista del mercado local, sino serian unos verdaderos gigantes industriales que exportarían al resto del mundo buena parte de su producción de gran calidad y a unos precios muy competitivos.

Pero estas industrias nunca se formaron porque al estar en un mercado tan cerrado con muy altos impuestos internos, no tienen ningún incentivo, ni motivación para exportar, ni buscar nuevos mercados. Ni si quiera en el vecino Brasil. No se formaron y sin ellos millones de puestos de trabajo con sueldos de primer nivel tampoco se han creado. Y en vez de ellos tenemos a empresarios llorones de la mas baja calidad moral que solo saben quejarse y suplicar que el Estado los cuide y les ayude para que puedan sobrevivir, cuando no merecen ni existir, porque no son dignos.

Y entre estas dos opciones es donde tenemos que elegir y decidir que es lo que queremos para nosotros mismos. Una de ellas es vivir en un país libre, prospero, desarrollado e hiper industrializado, ya que el Libre Mercado trae justamente esto – el desarrollo industrial y tecnológico que permite a un país competir en escala planetaria ganando mercados en todo el globo. Y la otra opción es seguir con el catastrófico “modelo” actual que supone la “protección” a la industria incompetetiva que ni merecía existir y que nos esta sumiendo en cada vez mayor miseria como país.

Por lo tanto mi objetivo político en cuanto a la importación es de lo mas radical y prevé eliminar absolutamente todas las barreras que incluyen la proteccion tanto las arancelaria, como no arancelaria. Estos significa que el Estado no cobrara mas Derechos Importación sobre ningún bien, ni tampoco exigirá al importados cumplir con ningún tramite burocrático que fue diseñado única y excepcional mente con tal de trabar o al menos retrasar la importación a consumo, para evitar la salida de divisas al exterior y también el ingreso desmedido de mercaderías importadas a precios muy competitivos que harán una feroz competencia a la industria local.

Y para que esto sea posible Argentina deberá abandonar de forma unilateral al Mercosur, donde esta atada a los caprichos de un Brasil igualmente proteccionista que jamas aceptara una apertura comercial de semejante grado, por esto la mejor opción sera salir de este “Mercado Común”(que nunca llego a ser) y reemplazar nuestra participación dentro del bloque por la firma de un Tratado de Libre Comercio(TLC) con nuestros ex socios que son Brasil, Uruguay y Paraguay que ya no podrán afectar mas nuestra soberanía comercial.

Tal como están las cosas en el mundo, a Argentina le conviene mas ser un país completamente soberano en su política comercial y no formar parte de ningún bloque, ni unión comercial y de este modo firmar Tratados de Libre Comercio con aranceles en 0% con medio mundo, sin pedir permiso a sus vecinos, ni a nadie mas. Mientras las funciones de la Aduana argentina serán limitadas única mente a las tareas del control y estadística de la mercadería importada para evitar el ingreso de las mercaderías peligrosas para toda la comunidad. Esta sera su única tarea, ya que no habrá mas Derechos de Importación, mientras los tramites de importación serán simplificados hasta mas no poder.

Cuales serán los efectos de una política comercial tan agresiva?

De ser aplicada en forma paulatina y en un plazo de 2 años, todo el tejido industrial y productivo en Argentina sera forzado de forma brusca y violenta a adaptarse a las nuevas condiciones si desea sobrevivir. No habrá compasión con ninguno de los empresarios y todos deberán modernizar sus industrias, mejorar su productividad y eficiencia si desean competir con la importación y de no hacerlo serán eliminados del mercado. Muchos seguramente creerán que tal apertura radical sepultara la practica totalidad de la industria nacional, pero esto no es así. Tan solo eliminara a lo máximo ¼ parte del total de las industrias de lo mas improductivas.

Y para dar un ejemplo basta con ver lo que había sucedido, cuando durante el gobierno de Carlos Menem(1989 - 1999) se han reducido gran parte de los Derechos de Importación que pasaron de mas de 50% a cerca del 20%. Y mucha gente decía lo mismo que esto destruirá la decadente industria local que estaba encerada del mundo durante 50 años. Pero lo que realmente sucedió, es que tan solo se han quebrado los peores, los mas ineficientes, los mas vagos y llorones que nunca debieron existir. Mientras muchos otros empresarios industriales una vez tomada la conciencia de que esto llego para quedarse, fueron forzados a invertir en sus industrias, a importar maquinaria nueva desde el exterior y sobre todo mejorar los diseños y la calidad de sus productos, elevándolos hasta un nivel mundialmente competitivo. Gracias a esta fuerte baja en los Derechos de Importación la industria nacional se modernizo como nuca antes y a la vez se depuro de los parásitos y oportunistas entre los mal llamados “empresarios” que solo buscaban hacer negocios a costa de un mercado de consumo completamente esclavizado. Porque un mercado cerrado a las importaciones - es un mercado de esclavos.

Pero al reducir los aranceles hasta un 0% para todas las mercaderías, el efecto modernizador sera aun mas acelerado y extremo que lo fue en los 90', y motivara a los empresarios mas productivos a modernizar y expandir sus instalaciones, aunque también sera acompañado por el efecto depurador. Lo que significa que los peores “industriales”, los mas vagos y oportunistas van cerraran sus puertas enseguida, y quedaran completamente sepultados. Mientras en el extremo opuesto estarán los empresarios mas ingeniosos que verán en esta apertura comercial una gran oportunidad para modernizarse, y elevar su productividad y competitividad hasta el nivel de países tan competitivos como son los Estados Unidos, Alemania, Suiza y Corea del Sur.

En su primera etapa tan solo trataran de sobrevivir tras la oleada de las importaciones de muy bajo costo, pero una vez consolidados, empezaran a crecer en todo el territorio nacional, ampliando sus plantas y fabricas y construyendo nuevas mas grandes aun. Y solo después aprovechando los numerosos Tratados de Libre Comercio que firmara Argentina con los mercados mas grandes del mundo, empezaran a colocar sus productos ya internacional mente competitivos para exportarlos al exterior, ganando así mercados en todo el mundo. Algo que contribuirá a la fuerte expansión de toda encomia nacional.





La eliminación de Derechos de Importación junto con las trabas no arancelarias impulsara la instalación de grandes industrias altamente productivas, competitivas y cuya producción se exportara a gran parte del mundo.




Y hay que recordar que todos los empresarios improductivos que se van a quebrar, en pocos años serán reemplazados por los empresarios de verdad que aman la competencia y la innovacion permanente y que ven la competencia internacional como toda una guerra que ellos están dispuestos a ganar a toda costa por ser los mejores, los mas hábiles y los mas competitivos del mundo. Y si debido a la apertura comercial en los primeros años perderemos un millón de puestos de trabajo en los sectores industriales. Como fruto de esta apertura en la siguiente década se generaran mas de 3 millones(o incluso mas) de empleos nuevos en las ramas de mega industrias internacional mente competitivas que competirán de tu a tu con otros gigantes del exterior y los sueldos que se ganaran allí estarán a la par de los países industrializados, y no de republiquetas bananares a las cuales Argentina trata de imitar.

Aunque para convertir a la industria local en una verdadera fuerza productiva muy temida en el exterior, sera indispensable extender estas reformas radicalmente liberales mucho mas allá del Comercio Exterior llegando a eliminar gran parte de los impuestos, incluyendo al IVA(por supuesto gran parte del gasto publico también desaparecerá junto con un buen numero de empelados públicos) como así también de las regulaciones burocráticas que impiden desarrollar libremente las actividades industriales. Sobre todo es indispensable abolir la actual legislación laboral que encarece la contratación de la fuerza laboral, causando que en muchos casos para las empresas directamente resulta inviable contratar empleados.

Todas estas reformas deben ser cumplidas, para que el país gane competitividad, ya que al eliminar buena parte de los impuestos y de las regulaciones burocráticas el costo de la producción se reducirá con fuerza. Así Argentina podrá producir productos de lo mas variados con sueldos muy cercanos a los de Estados Unidos, pero cuyo costo estará a nivel de productos chinos gracias a estas ventajas excepcionales que trae un modelo económico ultra liberal y que tira por el piso todas las teorías marxistas y comunistas de que no se puede tener sueldos de Primer Mundo y a la vez ganarle la competencia a los países asiáticos. Porque SI es posible.

Otro requisito indispensable para ganar la competencia en el rubro del Comercio Exterior es la necesidad de contar con una infraestructura de primer nivel. Esto significa que Argentina debe tener
ferrocarriles, autopistas, puertos y aeropuertos de lo mas modernos del mundo como así también contar con muy amplia capacidad de la producción de energía eléctrica y de gas natural que son recursos fundamentales para en normal funcionamiento de cualquier industria. Y por supuesto todas estas obras de infraestructura deben ser financiadas al 100% por las empresas privadas y no por el Estado saqueador que utiliza fondos provenientes de los impuestos que pagan los contribuyentes y de los cuales los jerarcas de turno roban mas de la mitad por vía de los sobre precios. Solo los privados podrán tener derecho para ejecutar semejantes obras de infraestructura.





Para que las exportaciones nacionales sean muy competitivas en el exterior, ademas de una legislación de lo mas liberal en cuanto al Comercio Exterior, es indispensable contar con la infraestructura de transporte del primer nivel que solo puede ser construida gracias a las invenciones privadas.




Al respecto de las exportaciones actualmente aunque sea difícil crearlo, Argentina también cobra Derechos de Exportación que nunca son menores a los 5%(productos industriales y agro-industriales) y para unos cuantos productos(bienes intermedios) llegan hasta un 10%. Aunque el caso mas grave se da con los granos y oleaginosas donde los aranceles a la exportación llegan hasta el 35%para la soja y 28% para el trigo y maíz y que popularmente son conocidas como “retenciones”, un termino incorrecto ya que no son otra cosa que simples Derechos de Exportación fijados en un nivel expropiatorio y contrario a la Constitución Nacional.

Y lo curioso es que no existe ni un solo país en el mundo civilizado que cobra aranceles a las mercaderías que se exportan al exterior, ya que esto encarece la mercadería y le quita buena parte de su competitividad, la hace incompetetiva mermando así las exportaciones y con ellas la entrada de divisas devastando la cuenta corriente y el balance de pagos de una nación. Pero Argentina si lo hace partiendo en las enfermizas ansias de sus gobernantes para saquear a todos y a toda costa, incluso cuando esto supone la propia destrucción de la gallina que trae los huevos de oro y que siempre serán los exportadores.

Este hecho solo demuestra que los jerarcas indignos que gobiernan a la Argentina solo están interesados en despojar a su gente de mayor cantidad de sus recursos y que los intereses nacionales del país ni les importann aunque suelen llenarse la boca diciendo lo contrario y no son mas que una banda de criminales y de traidores que deben ser privados de todo su poder y cuanto antes mejor, porque no están a la altura moral para gobernar a un país y lo han demostrado con sus actos.

Pero estaría bueno mencionar que tal aberración que esta saboteando las exportaciones nacionales y que se llama los Derechos de Exportación surgió como una medida desesperada y supuestamente "temporaria" durante la crisis del 2002 cuyo objetivo fue obtener una fuente de ingresos adicionales para el país que se encontraba en quiebra. Pero como toda medida temporaria se convirtió en algo permanente. Es mas, al pasar los años los aranceles a la exportación incluso fueron incrementados, sobre todo para los productos agrícolas. Y como consecuencia de este desastre en los siguientes 10 años se han quebrado miles y miles de pequeños y medianos productores agrícolas que no pudieron mantenerse a flote ya que tuvieron que afrontar impuestos confiscatorios que en total les quitan mas de un 70% de sus ingresos, haciendo completamente inviable cualquier proyecto de negocios.


Actualmente debido a los confiscatorios Derechos de Exportación("retenciones") que se cobran a los productos agrícolas, ser productor directamente es inviable, por lo que miles y miles de productores agropecuarios ya se han quebrado y no existen mas.




La única solución posible a todo este desastre es la total eliminación de los Derechos de Exportación incluyendo a los productos agrícolas(las “retenciones”). Y de no ser eliminadas, las exportaciones argentinas seguirán perdiendo su competitividad y con ella los mercados, por lo que su recuperación sera imposible.

Y para la conclusión vale la pena decir que para lograr todas estas reformas no solo sera necesario atacar y destruir moralmente a toda la casta gobernante que únicamente esta interesada en exprimir y explotar a su pueblo, sino también habrá que hacer toda una guerra moral a todos los “empresarios” que se niegan a competir en el macro de un Libere Mercado y que ruegan al Estado para que los proteja a toda costa. Y tales sujetos directamente deben ser presentados no solo como Enemigos de la Libertad, sino también como Enemigos del Pueblo ya que pretenden que toda una nación sea fiscal mente esclavizada y sometida al consumo forzoso de sus productos siempre caros y obsoletos. A todos ellos debemos degradar y destruir en lo moral para así allanar nuestro camino hacia la victoria de la Libertad.

Argentina es una país que cuenta con un impresionante capital humano que esta a la par de los país mas desarrollados del mundo, como así también contamos con los recursos naturales de lo mas variados, pero lamentablemente estamos llenos de sujetos lamentables y fracasados que no creen en sus propias fuerzas, que no desean ser los mejores, los mas fuertes, los mas competitivos y productivos. Esta clase de seres(que de humanos no tienen nada) espiritualmente ya esta muertos, ya que ven fracaso por todos lados. Y en vez de luchar para que Argentina sea un país aun mas prospero y productivo que los Estados Unidos, Alemania o Japón, esta manga de mediocres se guía por desastres intelectuales como el recién fallecido Eduardo Galeano que en su obra - “Las venas abiertas de América Latina” exaltaba el “orgullo” de la eterna inferioridad de la condición del latino.

Esta clase de sujetos influenciados por el izquierdismo marxista son los que siempre resaltan la condición tercermundista de Argentina y que desean que siempre seamos un país pobre y atrasado, ya que así tendrán una escusa para justificar su propio fracaso como individuos. Y son ellos los que mas se oponen al capitalismo y al Libre Mercado porque quieren que sigamos siendo mediocres y subdesarrollados como nación. Y por lo tanto deben ser vistos como Enemigos del Pueblo porque están en contra de nuestro existo y nuestra prosperidad y los combatiremos a todos. Solo así vamos a poder allanar el camino hacia la liberación que a sus vez nos llevara al desarrollo.

Y mientras los falsos “empresarios” mercantilistas que temen competir junto con las hordas de mediocres izquierdistas que odian la Libertad y el capitalismo, son todos Enemigos del Pueblo que serán combatidos. Los contrabandistas por el contrario, a pesar de ser tan difamados durante siglos, son auténticos Amigos del Pueblo y merecen ser reconocidos como tales. Ya que al burlar las leyes socialistas y mercantiles contrarias a la Libertad dedicándose al contrabando, y que no es otra cosa que ejercer el Libre Comercio sin atravesar barreras aduaneras, lo que hacen estos heroicos y muy nobles comerciantes, es abastecer al pueblo de toda clase de bienes y mercaderías de lo mas variadas a precios mucho mas accesibles que los que se comercializan por vía legal. Esto significa que benefician al pueblo y actúan en su favor y es por esto que debemos replantear radicalmente a la figura del contrabandista asignándole todos los honores que le corresponden por sus méritos en su lucha por la prosperidad de todo el pueblo que admira la Libertad.



                                                    Por Artem Reshetnyak.

1 comentario: