Vistas a la página totales

miércoles, 23 de diciembre de 2015

La Navidad – una gran fiesta capitalista y liberal.

Los orígenes de la Navidad son profundamente religiosos y tienen que ver con el nacimiento del Jesús que dio inicio a la formación y desarrollo de la civilización Occidental que conocemos hoy en día, pero mas allá de sus orígenes religiosos e históricos, la Navidad es un gran fiesta del capitalismo ultra liberal que admiran y celebran absolutamente todos, incluyendo a ateos y agnósticos, por todo lo que esta representa. Porque la Navidad además de ser una agradable fiesta familiar, también ya es todo un símbolo del capitalismo occidental debido al gran boom de consumo que se genera en una semana previa a los festejos.

El arbolito de Navidad en Rockefeller Center de la ciudad de Nueva Yorck. Ya es todo un simbolo del capitalismo occidental.




Y precisamente la principal razón por la cual los místicos oscurantistas de ideología altruista-socialista, como el jesuita – Papa Francisco que critican a la Navidad, lo hacen debido a su profunda transformación simbólica, que paso de sus raíces religiosas que quedaron en segundo plano, a ser una fiesta mas bien cultural, donde familiares y amigos intercambian regalos entre si, para dejar recuerdos y que por lo tanto estimula el consumo, las ventas y la producción capitalista.

Si, hoy por hoy, la gran parte acusaciones y criticas que llegan contra la Navidad, ya no vienen de los ateos resentidos, sino de parte de los propios misticismos(o sea del clero católico) que aseguran que “la Navidad se ha comercializado y se aparto de sus raíces cristianas”. Es algo que afortunadamente ellos no pudieron evitar, ni tampoco podrán cambiar el rubro en cuanto a la interpretación cultural de lo que es la Navidad para la gran mayoría de la sociedad Occidental.


El porque la Navidad es una gran fiesta capitalista y liberal?

Porque casi todos tratan de hacer un regalo a las personas a las que mas quieren, ya sean sus novios/as, familiares o amigos, para dejar un agradable recuerdo de si mismos. Este hecho genera un impresionante boom de consumo en una semana previa a las festividades navideñas, de este modo cientos de miles de comerciantes y también de productores industriales de una gran variedad de rubros productivos, quedan directamente beneficiados. Sus ventas y niveles de productividad durante semanas previas directamente se multiplican, generando así unas inmensas ganancias en todos estos emprendedores. Ganancias que se trasladan en ahorro y que es esencial para la generación de la riqueza que después se torna en una inversión productiva que aumentara aun mas la productividad, generando mas trabajo y riqueza para todo el conjunto de la sociedad.

El boom de consumo en días previos a la Navidad, genera una gran cantidad de ventas y estimula la producción industrial.




Yo mismo como fabricante de joyería, puedo decir que no existe la mejor temporada dentro de este rubro productivo, que las dos semanas previas a la Navidad cuando la productividad y las ventas de nuestro taller familiar se multiplican por dos, mientras la mayoría de los clientes que compran la mercadería que producimos(o sea las joyas) suelen pagar al contado, ya que debido al boom de ventas disponen de una gran cantidad de liquides para abonar a sus proveedores. Nunca a nuestro negocio capitalista le va tan bien como en la época de Navidad!

La propia Ayn Rand que fue una gran filosofa objetivista, que paso la vida defendiendo los valores individualistas y del capitalismo occidental, siendo una atea radical, admitía admirar la Navidad precisamente por su significado profundamente capitalista. Admiraba esta gran fiesta por su espíritu capitalista y los enormes beneficios materiales y morales que generaba para el conjunto de toda la sociedad.

Pero además de ser una fiesta capitalista, la Navidad ya es todo un símbolo de toda nuestra civilizaron Occidental que nos representa ante el mundo. Y es por esto que las hordas de inmigrantes musulmanes, que ya son millones en algunos países de Europa y que odian con toda su alma a nuestra cultura, a nuestros valores y a nuestra civilización, lo primero que intentan atacar, es justamente a la Navidad debido a su gran significado civilizacional. Y lo que exigen el Estado, es que se prohíba poner arbolitos de navidad en los lugares públicos, ya que esto supuesta mente "lastima los sentimientos de los creyentes musulmanes" que no se sienten nada representados por esta imagen navideña.

Bruselas prohíbe el árbol de navidad por ser "ofensivo" para los musulmanes



Y si la civilización Occidental se dejara doblegar y aceptara las exigencias islamistas en países tan decadentes como Francia, Suecia o Alemania que ya están llenos de musulmanes y retiraran todos los símbolos de la Navidad de la vía publica, los enemigos de nuestra civilización lo interpretaran como un gran acto de cobardía de los occidentales que traicionaron a aquello que mas los representaba y en consecuencia se sentirán legitimados para ejercer aun mas hostilidad y violencia contra todos aquellos a quienes consideran por “infieles”, o sea contra todos nosotros.

Por esto no importa si son cristianos, ateos o agnósticos, la Navidad la tenemos que defender con todos sus atributos simbólicos ya que es todo un símbolo de nuestra civilización, de nuestra cultura, del sistema capitalista y de nuestro estilo de vida basado en los valores de la Libertad, y si algunos bárbaros provenientes de culturas ajenas a la nuestra intentaran limitar al menos en algo nuestros festejos navideños, se lo van a cobrar en serio y se lamentaran de lo que han hecho!




                                                                 Por Artem Reshetnyak.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario